¡CUIDADO CON LO QUE FIRMAS, GUIONISTA! (Contratos y acuerdos)

Achtung!

 

Voy a explicaros algunas precauciones que hay que tomar a la hora de confeccionar un contrato como guionista. Son pequeñas trampas que os va a poner el productor por si necesita “prescindir” de vosotros. En realidad, la mayoría de las veces, ellos mismos no son conscientes de que te están colocando estas trampas, pero tú, como persona previsora y como muertos de hambre que somos, debemos saber en todo momento cuales son.

Debéis tener muy claro lo que es realmente un contrato de guionista (o de realizador): ES UN CONJUNTO DE CONDICIONES POR LAS QUE TÚ, GUIONISTA (O  DIRECTOR), PUEDES SER DESPEDIDO. Aparte figura tu sueldo, en pequeñito, en una cláusula, pero eso es lo menos importante.

1. El caso del guionista-director: Eres realizador y tienes un guión que interesa a una productora. En las reuniones previas se ha decidido que, además de guionista, vas a ser el realizador de la historia. En ese caso, debes estar atento desde el contrato de guionista y salvaguardar tu puesto de realizador… me explico mejor: no puedes ceder los derechos de tu guión sin una cláusula que ponga como condición que SERÁS TÚ Y SÓLO TÚ EL DIRECTOR DE LA PELÍCULA. Las condiciones de dicha dirección serán especificadas en un acuerdo futuro. OJO! Si cedes los derechos sin dejar esto claro te arriesgas a que prescindan de ti en la fase de producción y te quedes sin tu película. Y lo que es peor, has aceptado cobrar menos en el guión para poder dirigirlo… y ahora te quedas sin nada.

2. Cuidado con los términos: El uso correcto del lenguaje es IMPRESCINDIBLE. Dejar una palabra o una expresión con doble sentido te puede suponer estar expuesto a muchos problemas. por ejemplo, no es lo mismo: “Como contraprestación por su trabajo profesional para  la obra audiovisual titulada “X” que esto otro: “Como contraprestación por su trabajo profesional como guionista para  la obra audiovisual titulada “ X”. Hay que dejar claro de qué trabajáis, cuales van a ser vuestras funciones específicas, sino os veo haciendo cafés para el jefe, cosa que no es vuestro cometido.

3. Pagos: Esto parece lo más jugoso, lo más interesante, pero en realidad no tiene historia. Cualquier productora “pequeña” (que no producen una película anual) tienen un organigrama muy limitado, son un equipo de 3 a 5 personas. Esto quiere decir que viven de las subvenciones públicas y están “casados” con el ministerio y las Juntas territoriales, etc. ¿Qué quiero decir con esto? Que no vais a cobrar a no ser que la película obtenga una ayuda de ICAA o de tú comunidad. Esto se verá reflejado en el contrato… ES INJUSTO PORQUE ESTÁS TRABAJANDO GRATIS, pero es comprensible porque no todas las empresas poseen dinero de inicio para pagarte.

Existe la leyenda en las capitales que dan algo parecido a una opción por el guión, una cantidad a fondo perdido, que formará parte del total de lo que cobrarás más adelante. Las opciones exigen exclusividad, y la exclusividad se paga… por eso, si no conseguís cobrar una opción, no seáis fieles. SI UN GUIÓN INTERESA A UNA PRODUCTORA PUEDE QUE A OTRAS TAMBIÉN. NO PERDÁIS NI UN SEGUNDO Y ENVIADLO A OTRAS 20 PRODUCTORAS. Con suerte contaréis con una contraoferta con la que negociar y mejorar vuestras condiciones de trabajo.

4. Derechos: Esto que os cuento ahora es un rollo, pero es básico. Seré breve:

En un contrato accedes a la cesión de derechos de tu obra, la cual comprende la totalidad de los derechos de explotación del  largometraje  resultante por cualquier medio de transmisión o procedimiento técnico, sin límite temporal ni territorial. Se incluye en general la reproducción, distribución, comunicación pública y transformación de la obra en cualquier formato y soporte. ESTO ES LO NORMAL, HASTA AQUÍ .

Esta cesión de derechos hace referencia a los siguientes artículos de la Ley de Propiedad Intelectual:

–         Art. 17 Derechos exclusivo de Explotación y sus modalidades

–         Art. 18 Reproducción

–         Art. 19 Distribución

–         Art. 20Comunicación  Pública

–         Art. 21 Transformación. (Este derecho no es necesario para desarrollar la película. Cualquier transformación durante el proceso de producción o uso futuro del guión en cualquier actividad ajena al objeto de este contrato debe ser consultada y autorizada por el guionista.) INTENTAD NO CEDER ESTE DERECHO… pero si no hay más remedio, dejad claro que sabéis a qué os exponéis, para que no os tomen por tontos.

No obstante lo anterior, el autor se reserva expresamente los derechos de remuneración que le reconoce la vigente Ley de Propiedad Intelectual, en su Artículo 90, derechos que realizará  y gestionará a través de la Entidad de Gestión a la que pertenezca en cada momento. ESTO DEBE ESTAR TAMBIÉN.

5. Créditos: La empresa se obliga a incluir al guionista en los títulos de créditos de la producción como Guionista de la misma. Esto puede parecer obvio, pero los productores son más olvidadizos de lo que parecen…

MAÑANA SEGUIMOS CON ESTO.

ABRAZOS A TOD@S

 

Acerca de killthecool

Creadores de contenidos audiovisuales. Documental | Ficción | Videoarte | Publicidad

Publicado el 4 enero, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: