CÓMO ESCRIBIR UNA PELI DE VACAS DE SIETE HORAS…

Satantango, de Béla Tarr

Hace poco ley una crítica en Filmaffinity donde una chica resumía Satantango, la obra de Béla Tarr, de esta forma: “Satantango, una peli de vacas de siete horas”… En fin…

Algunas veces, después de ver las obras de ciertos directores, te queda la extraña sensación de haber visto una película “que no va de nada”, y te planteas que es imposible plasmar en palabras lo que acabas de ver. A pesar de lo extraño de la experiencia, la historia te ha llenado tanto o más que cualquier historia con sólidas tramas trenzadas en laboratorios de guionistas expertos…

Siento deciros que ese cine contemplativo al que hacemos referencia, si bien difiere de lo considerado “normal” en su forma de realización, también tiene un guión detrás, a veces guiones muy complejos y extensos. Es la mano del director la que provoca que las palabras se diluyan en las imágenes y consigue una perfecta armonía natural entre ellas. Recogen el relevo de la Nouvelle Vague y del Free cinema. Equipos pequeños, grabaciones directas, con luz natural, sin grandes despliegues, con gente pasando y mirando a cámara… Nada de eso importa, todo lo contrario, sirven para realzar la magia de la producción.

Directores como Naomi Kawase, con Shara, Nanayo, Mogari no mori (El bosque de luto) o Moe no suzaku; o Hirokazu Kore-eda, con Ariutemo Ariutemo (Still Walking), Dare mo shiranai (Nadie Sabe), o Maborosi; nos trasladan a un mundo de naturalidad, de historias mínimas que se van colando por las rendijas de nuestra imaginación de una forma a la que el cine generalista no nos tienen acostumbrados.

Otro ejemplo de maestría tras la cámara es el de Kelly Reichardt, responsable de dos joyas del cine moderno: Old joy y Wendy and Lucy. Películas donde “no pasa nada” pero sin saber cómo, no puedes dejar de amar. Wendy and Lucy cuenta la historia de una chica de viaje en coche junto a su perro hacia Alaska. Su coche se estropea y su perro desaparece. La chica busca a su perro durante toda la película… Fin. Este argumento, que en España sería imposible de llevar a la pantalla, ya que los productores no suelen ver más allá de sus narices; nos sumerge en una entrañable e inolvidable historia de amistad…

Más directores: Antonioni, Iosseliani, Malick, Kiarostami, Sokurov, Martel, Tsai ming-Lian, Weerasethakul, Hsiao Hsien, Yang, Assayas, Eimbcke, Sorín…. Todos ellos llevan la naturalidad al extremo, tan al filo que la priorizan por encima de la misma trama, consiguiendo resultados absolutamente brillantes.

 

 

Acerca de killthecool

Creadores de contenidos audiovisuales. Documental | Ficción | Videoarte | Publicidad

Publicado el 22 marzo, 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: