Guionistas VioLenCios…

En respuesta a un par de posts de mis compañeros de GUIONISTASVLC me animo a reflexionar en voz alta sobre el hecho violento, su representación en la pantalla y la responsabilidad del cineasta.

Estos son los posts en cuestión:

UNA NOCHE PERFECTA, de Rafa Ferrero; y ¿UNA NOCHE PERFECTA?, de Martín Román.

Allá voy… No me odiéis por ello.


No comprendo las ganas que le entran a algunos de pasarlo todo por el tamiz de la moralidad. Supongo que la edad hace mella en los jóvenes espíritus que nos dedicamos a esto…

A mi parecer, una obra en sí misma no necesita justificar sus objetivos, es más, no tiene por qué siquiera tenerlos.

La responsabilidad del cineasta para con la educación del mundo es la misma que la de cualquier otro artista: ninguna. No somos profesores, ni policías, ni mucho menos padres. La obra de arte está abierta a cualquier temática que permita la ley vigente en el país en el que esté realizada. Y, a veces, ni siquiera esos son los límites.

¿Hay mensaje en la obra del cineasta? Por supuesto, hay mensaje en cualquier acción que haga una persona, en cualquier expresión de su libertad, y sí, somos responsables de dicho mensaje, pero el juicio moral o ético no corresponde a nadie más que al mismo artista.

El ser humano, lejos de ser irracional, reflexiona sobre lo que ve y lo que hace. La violencia siempre es racional y voluntaria, no es resultado del desenfreno inconsciente, ni de la pérdida de la voluntad. La violencia existe como hecho consciente. Lejos de censurarla, la reflejamos con naturalidad, sin esconder nada. No hay motivos para ello.

Snowtown... Esto sí que es violencia...

La violencia es real, existe a nuestro alrededor, de forma fría y maquinal pero cargada al mismo tiempo de sentimientos y reflexiones previas, de trastornos y prejuicios, de complejos y traumas. Su existencia la convierte en materia prima para cualquier creación.

Pero la moralidad es mutable y caprichosa y depende de circunstancias sociales, culturales e históricas determinadas. Por decirlo de manera comprensible para todos, dar por culo a un niño de 11 años no era delito en la antigua Grecia, cuna de la civilización, en la actualidad no oses ni a imaginarlo

Así entiendo el hecho violento y así lo debemos reflejas, sin justificarlo ni rechazarlo.

Algunos dicen que Riefenstahl hacía pornografía… ¿Y qué? ¿Cometió un delito? Puede que hiciese pornografía, pero era porno del bueno. ¿Son lícitas las quejas contra el cine violento? Sí, lo son tanto como que es lícito también hacerlo.

Estoy de acuerdo en que la violencia es natural, innata en el hombre (y la mujer), pero el hecho de ser animales sociales no nos libra de la violencia, presente en todos y cada uno de los actos de la vida, porque, ¿qué hay más violento que un parto?

Acerca de killthecool

Creadores de contenidos audiovisuales. Documental | Ficción | Videoarte | Publicidad

Publicado el 11 enero, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Martín Román

    Qué bien que nos leas y que nos enlaces, no te odiamos por ello, gracias!

    Quiero matizar que no estoy en contra de la violencia en el cine pero sí me parece falaz considerar un drama sustentado en constantes actos de violencia como un entretenimiento para hacer caja. Hay un mensaje y cuando el mensaje es plano ahí sí que aparece el adoctrinamiento, en cambio quien plantea preguntas siembra dudas y propone la reflexión.

    Tampoco estoy en contra de la pornografía, no sabía que Riefenstahl había hecho porno pero si le salió tan bien como “El triunfo de la voluntad”, por favor pásame el título.

    Discrepo en que la violencia sea “siempre” racional y consciente, si nos encontramos en un incendio en una sala de cine y sólo hay una puerta con una salida usaremos la violencia para intentar acceder a ella cuando lo más racional y consciente sería intentar salir relajadamente. O en un partido de fútbol, cómo se acaba usando violencia verbal contra el árbitro arengado por la masa.

    Un saludo!

    • Yo creo que todo lo que pones en pantalla responde a una razón… Y también es para hacer caja. ¿Por qué no?
      Y no comprendo por qué dices que cuando el mensaje es plano aparece el adoctrinamiento. Yo creo que es al contrario, el adoctrinamiento es cuando haces juicios morales y los compartes, es decir, cuando planteas preguntas y las soluciones. Creo que hay que respetar al público lo suficiente como para no tener que responder po él, hay que plantear preguntas sin solución. Pero en todos los casos, al exponer tus ideas en pantalla, sin quererlo, estás adoctrinando, es inevitable.
      Riefenstahl hizo porno. Todo lo que hizo para el partido Nazi fue porno, propaganda. Excelente, eso sí. Y no uso la palabra porno como algo despectivo, que conste.
      La violencia es racional porque responde a tus dedos que teclean el teclado, por eso es racional. En cualquier doctrina artística, la violencia es pensada, y responde a una necesidad natural de satisfacer el instinto del autor dentro de la creación de la obra. No creo en una salida de la violencia, creo en una asimilación y en una comprensión, no emito ningún juicio sobre ella, simplemente está ahí si la necesito; cuando no hace falta no acudo a ella. Eso es lo que hace Haneke… Aunque Haneke sí que adoctrina en algunas ocasiones. Funny Games es tratamiento de Shock.

      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: