¿ESCUELAS DE GUIÓN o VENDEDORES DE HUMO? Una reflexión en escritura alta…

Imagen

Supongamos que existen tres escuelas de guión (como mínimo) en cada capital de provincia de España. Como bien sabemos todos, España está dividida en 50 provincias (sin contar con Ceuta y Melilla, que son ciudades autónomas), pero en este caso, contaremos a Ceuta y Melilla también como capitales de provincia. Por lo tanto tenemos 52 ciudades, cada una con 3 escuelas de guión (digamos que el exceso de oferta de Madrid y Barcelona compensa la ausencia de oferta de otras ciudades)…

Tenemos un total de 156 escuelas de guión en territorio español… Tras echar un ojo a las ofertas de las escuelas, observo que las clases están compuestas por una media de 10 alumnos por aula. Suponemos también que estas clases tienen un enorme éxito y se llenan… Eso hace un total de 1560 alumnos estudiando guión en territorio español.

Volvemos a suponer (y perdonad la insistencia) que cada academia oferta dos cursos de guión anuales, de seis meses cada uno (normalmente son cursos de pocas semanas y son más de dos al año, pero hagamos el esfuerzo). Esto nos lleva a una cifra de 3120 estudiantes de guión anuales en todo nuestro país, de los cuales 3000 quieren hacer cine.

Sabiendo como sabemos que España produjo en 2010 un total de 122 películas de ficción… ¿Qué narices se está vendiendo en estas escuelas?

Supongamos que en lugar de escuelas de guión son escuelas de astronáutica… ¿No hablaríamos de engaño?

Pensad en ello.

 

Acerca de killthecool

Creadores de contenidos audiovisuales. Documental | Ficción | Videoarte | Publicidad

Publicado el 29 junio, 2012 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. De acuerdo, aunque parcialmente. También hay muchos conservatorios y pocas orquestas y auditorios y no por ello hay que dejar de enseñar música… pero hay que ser honrados y advertir de que la industria (incluyendo la TV) apenas podrá absorber un 0’00loquesea de toda esta gente. Quizá serian deseables pocas escuelas, pero buenas. Y aún así: en la leccion numero 1 habria que explicar muy claramente que ningún título grarantiza NADA, que el oficio es muy selectivo y es una carrera de fondo.

  2. La profesión de músico no es comparable. No sólo hay orquestas. Hay solistas, concertistas, compositores, arreglistas, además de multitud de plataformas para poder intentar ganarse la vida. Lo digo porque he sido músico… Y también lo he intentado.
    Sobre lo de las escuelas, es sólo una reflexión. Veo lógico que la gente se busque la vida enseñando lo que saben. Pero no deja de ser humo.

  3. Tienes razón, Paco. Escuelas hay muchas, pero centros donde aprender de verdad, muy pocos. Y lo peor, desde mi punto de vista, es que no tienen la conexión necesaria con respecto a la industria. Conozco incluso talleres que pertenecen a productoras, y éstas ni siquiera se leen los guiones/proyectos finales de los alumnos. Pero bueno no es nada nuevo, ya sabemos de sobra que la oferta en este sector es inmensamente mayor a la demanda.

  4. En la mayoría de escuelas de guión de este país la desconexión con la industria es total. En muchos casos son cuatro guionistas en paro que se juntan, alquilan un aula y un proyector, y se sienta a coger el dinero de los incautos. Y no son cuatro perras, hablamos de muchos miles de euros. Os pondré un ejemplo no relacionado con el mundo del cine, pero sintomático de como funciona la enseñanza de este país: Máster de Edición de la Universidad Autónoma de Madrid. Matrícula: 4.950 euros.Treinta alumnos por aula. Cuatro mesas para que los estudiantes se sienten en grupo. Un portátil para seis alumnos. ¿Los profesores? Casi todos amigos o conocidos del “director” del máster que pasan la mitad de las clases contándose anécdotas del mundillo editorial entre ellos y a los alumnos, que no podemos creer lo que estamos viendo, en lugar de… no sé… ¿enseñar algo? Anuncian convenios de prácticas (no remuneradas, por supuesto) con grandes medios y editoriales como 20 minutos o Edelvives que luego resultan ser falsos, y las prácticas se hacen otras empresas. Conozco casos de becarios de otros años a los que han tenido EXPLOTADOS trabajando sin contrato ni sueldo montando stands en la Feria del Libro, y que cuando han protestado el dueño de la editorial les ha amenazado con hacer que no puedan encontrar trabajo en este negocio… En fin, de vergüenza. Pues así está el sector. Pero claro, ¿qué haces? Nadie te contrata porque no tienes experiencia; no tienes experiencia porque nadie te contrata; si vas con un CV muy pobre te dicen que necesitas un máster, idiomas o saber de ordenadores más que Steve Jobs; te gastas un dinero que no tienes en una formación que luego NO TIENE NADA QUE VER CON CÓMO SE TRABAJA EN EL MUNDO REAL. Yo es la última vez que me apunto a un curso de nada, aunque tenga que trabajar el resto de mi vida de barrendero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: